ARTICULO PARA COLEGAS

1 de Diciembre – Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA

El día 1 de Diciembre se conmemora el día mundial de la lucha contra el SIDA. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualmente unos 35 millones de personas son portadores de HIV (la misma cantidad de muertes estimadas en la historia provocadas por el SIDA). Mas de 10 millones de personas se encuentran en tratamiento.

En la última década se han logrado disminuciones de un 22% en la cantidad de nuevos infectados por año si se compara 2001 y 2011 como así también una declinación en la tasa de mortalidad del 25% si se compara 2005 contra 2011. También se ha reducido la tasa de transmisión de madres a hijos de manera significativa. Lamentablemente estos números corresponden a países en los cuales hay disponibilidad de tratamiento pero varían dependiendo del territorio analizado; regiones del sur de Africa han incrementado el número de infectados, mortalidad y transmisión vertical.

Respecto de tratamiento hoy se encuentran disponibles 26 drogas antiretrovirales clasificadas en 6 categorías que se utilizan en la terapia activa de alta eficacia (HAART): inhibidores de coreceptor CCR5, inhibidores de fusión, análogos nucleosídicos de la transcriptasa reversa, análogos no-nucleosídicos de la transcriptasa reversa, inhibidores de integrasa e inhibidores de proteasa accionando sobre distintas etapas del ciclo replicativo viral. Actualmente una persona portadora de HIV en tratamiento posee una expectativa de vida similar a una persona no infectada. Sin embargo, con estas drogas, se logra suprimir la replicación viral pero no se elimina el virus ya que el HIV establece una infección latente. Dado que ante la supresión del tratamiento se observa un rebote en la carga viral de los pacientes, el mismo debe ser mantenido de por vida. Esto tiene que ver con la naturaleza del HIV, ya que una pequeña población de linfocitos CD4+ infectados deja de proliferar y crea un reservorio latente de larga vida media y del cual se ha aislado el virus aún 7 años después de tratamiento HAART. Esta latencia, que se establece temprano en la fase aguda, sumado a la demostración de que hay un gran beneficio en la prontitud de la instalación del tratamiento hacen que las últimas guías tiendan a sugerir el tratamiento HAART lo antes posible una vez detectada la infección. La evidencia más clara a favor de esto se ha presentado recientemente en un caso clínico donde un recién nacido que contrajo HIV de su madre in útero (ya que ésta no recibió tratamiento durante el embarazo) parto. El niño comenzó a recibir terapia HAART 30 horas después de su nacimiento y fue confirmada su infección con HIV al mismo tiempo mediante la detección de DNA viral en células nucleadas periféricas y con la determinación de carga viral. Hoy, 5 meses después de haber discontinuado el tratamiento su carga viral permanece indetectable tanto como la presencia de DNA viral y de anticuerpos para HIV.

Nuevos enfoques en el tratamiento consisten en realizar una reactivación farmacológica de la latencia del virus (utilizando Acido Suberaílohidroxámico – Vorinostat un inhibidor de la acetilación de histonas que estimula la expresión génica) y lograr la eliminación del reservorio mediante estimulación de linfocitos citolíticos específicos de HIV. En cuanto al desarrollo de vacunas se han probado con poco éxito vacunas de DNA recombinante expresando genes Gag, Pol, Nef y Env del HIV.

Bibliografía

  • Organización Mundial de la Salud www.who.int
  • N Engl J Med 2013; 368:2210-2218
  • Immunity. 2012 March 23; 36(3): 491–501
  • Nature. ; 487(7408): 482–485.
  • N Engl J Med 2013; 369:1828-1835

Dr. Marcelo Pugliessi
Dto. Biología Molecular